Gases en los bebés

Gases en los bebés: consejos que te ayudarán a eliminarlos

Gases en los bebés

Lo primero que debemos saber es que los gases en los bebés, son mucho más comunes en los 3 primeros meses de vida. Esto debido a que su sistema digestivo apenas está en maduración, por lo que son más sensible y están más propensos a sufrir de gases.

Es por ello que debemos iniciar por comprender que no están del todo preparados para soportar una alimentación directa. Su alimento debe ser en principio la leche materna y de manera exclusiva por los 6 primeros años de vida. De no poder ser amamantado, se debe cuidar el tipo de fórmula (leche) que se le suministre en los primeros meses (consultar al pediatra).

Posibles causas de los gases en los bebés

Gases estomacales

  1. Cólico del lactante

Existen muchas versiones con respecto al cólico del lactante. En principio hablan de que se origina porque el alimento (leche materna o fórmula) pasa de manera muy rápida por el tubo digestivo. Otras versiones nos dicen que se debe al temperamento del bebé, también lo asocian a una consecuencia porque la madre haya fumado durante el embarazo.

Se dan casos en los que el bebé con cólico del lactante también tiene gases. Al parecer los gases se generan por los llantos del bebé a causa del cólico (se llena de aire).

Es muy común que los bebés entre 3 semanas y 6 semanas, sufran de cólicos del lactante, extendiéndose en muchos casos hasta los 3 o 4 meses de vida. 

  1. Mala postura a la hora de la succión

Bebé amamantándose

Busca una postura cómoda y con una inclinación acorde, cuando amamantes o le des el biberón al bebé. Es normal que le pueda entrar aire mientras come, ya que, mantiene la boca abierta para succionar. En este sentido, los gases en los bebés son inevitables mientras comen, por lo que puedes minimizarlo con una buena postura.

  1. El llanto en exceso también ocasiona gases en los bebés

Cuando los bebés lloran, tragan aire que se puede quedar represado y tarde en expulsarse. Muchas veces nos confundimos y no sabemos si los bebés lloran por gases que les estaban molestando o por otras razones. Lo cierto es que mientras más tardemos en calmarlo, más aire puede tragar y quedar represado. Apóyate en productos diseñados para conseguir el relajamiento de tu bebé y ayudar en la conciliación de un buen descanso. 

  1. Quedan represados gases en los bebés después de cada toma

Es vital puedan asegurarse de que luego de cada comida, el bebé expulse los gases. Al culminar su comida, bien sea de pecho o fórmula con el biberón, tómalo en tus brazos y llévalo a tu pecho en forma vertical. Más del lado del hombro y mantenlo paradito ayudándolo con algunas palmaditas suaves en la espalda, hasta que suelte los gases.

Gases intestinales

  1. Intolerancia láctea otra causa de gases en los bebés

Algunos bebés presentan dificultad para la digestión de la lactosa, las proteínas y otros nutrientes contentivos en la leche materna o fórmula. Más allá de los gases, produce una evacuación abundante y muy ácida.

Las intolerancias de cualquier tipo solo las puede diagnosticar el pediatra o personal sanitario al que acudas ante alguna eventualidad con el bebé.

  1. Virus gastrointestinal

Estos virus aparecen de manera eventual en los bebés. Sin embargo, cuando aparecen son de cuidado porque más allá de los gases que producen, ocasionan vómitos y diarrea. Situación que debe ser tratada a tiempo para evitar tenga consecuencias, como la deshidratación.

  1. Estreñimiento en los bebés

Los bebés también pudieran sufrir de estreñimiento, aunque suena alarmante y debe ser revisado por el pediatra para que te oriente con el tratamiento adecuado. El estreñimiento hace que los bebés contraigan gases.

¿Qué podemos hacer para tratar los gases en los bebés?

Es importante tener presente que hasta que los bebés no hayan madurado por completo su tracto digestivo, serán más vulnerables y sufrirán aun más de gases.

Por esta razón te compartiremos 9 consejos para tratar los gases en los bebés.

  1. Comidas a las horas

Trata de no saltar las horas de sus tomas, para evitar en principio se llene de aire bien sea por los bostezos y porque llore al sentir hambre. Además, su organismo se va acostumbrando a unos horarios más o menos regulares. Los cuales no necesariamente se cumplen a la perfección, pero van haciendo poco a poco el hábito de comer en ciertos momentos, como por ejemplo en algunos casos cada 3 a 4 horas.  

  1. Evita se acumulen los gases en los bebés

Después que el bebé se alimente, ayúdalo con la expulsión de los gases colocándolo en posición vertical y sobre tu pecho. Si notas que los gases no salen lo más seguido al culminar sus tomas, considera ponerlo en esta posición varias veces hasta lograrlo.

  1. Adopta buena postura para alimentar al bebé

Lo ideal es que el bebé mientras come, pueda tener la cabeza más inclinada que su estómago. Esto ayuda a que el alimento baje de manera adecuada al estómago y el aire quede en la parte superior, facilitándose la expulsión de los gases.

  1. Masajes en la barriguita

Realiza un masaje suave en la zona abdominal, haciendo movimientos circulares en sentido a las agujas del reloj. Un masaje ayudará a aliviar las molestias causadas por los gases y estimulará el funcionamiento de los intestinos.

  1. El ejercicio de la bicicleta

Acuesta al bebé boca arriba en una superficie plana y cómoda. Toma sus piernas y muévelas simulando el pedaleo de una bicicleta. Estos movimientos estimularan la expulsión de los gases por la parte inferior.

  1. Calor en la zona abdominal

Ejercicios para tratar los gases en los bebés

El calor ayuda a aliviar las molestias causadas por los gases, resulta hasta relajante para la zona abdominal, ya que, tiene un efecto analgésico. No se trata de aplicar calor directo, ideal si lo haces a través de tus manos, frótalas hasta que consigas el calor natural de tu piel, y procede a colocarla en su barriguita. También lo puedes hacer con una toalla humedecida en agua tibia.

  1. Cuida la alimentación si estás amamantando

Aunque para muchos puede ser un mito, hay mucho más de cierto que los alimentos que consume la madre que esta amamantando, afectan indirectamente al bebé. Por lo que se le sugiere a la madre, evitar alimentos que le produzcan alteraciones en el sistema digestivo al menos por los primeros 3 meses de vida del bebé.

  1. Chequea la boquilla del biberón para evitar gases en los bebés

Si lo estas alimentando con biberón, revisa que la boquilla sea la adecuada para el envase, es decir, que no le quede muy grande o muy pequeña. Elige dentro de las mejores opciones de biberones que hay en el mercado. 

  1. Descarta y trata a tiempo cualquier problema intestinal que produzca los gases en los bebés

En la mayoría de los casos, los gases son estomacales, sin embargo, existe la gran posibilidad de que se presenten problemas con los intestinos. En este sentido, es importante que el pediatra pueda detectar a tiempo la situación, para iniciar con los cuidados necesarios hasta que decidan este en condiciones de soportar algún tratamiento médico.

Si por ejemplo, detectan que es intolerante a la lactosa, con dieta de la mamá que amamanta o cambiando la fórmula por alguna sin lactosa, se empieza a tratar esa condición del bebé. Ahora, si el problema es mayor, corresponde no solo a cambios en la alimentación, sino a la aplicación de algún tratamiento médico.

Conclusión sobre los gases en los bebés

Se trata de una situación normal y muy común en los bebés pequeños, iniciando porque aún su cuerpo y sus órganos están desarrollándose. El tubo digestivo y los intestinos están en proceso de maduración.

Existen estas y quizás otras alternativas que puedas aplicar en casa para ayudar al bebé con los gases, sin embargo, y de probar todo lo anterior o más, y no mejora la situación o malestares del bebé, corresponde involucrar al pediatra.

El pediatra realizará la valoración y determinaría la causa del problema, en consecuencia, te orientara con el tratamientos o acciones que deben tomar de acuerdo a la gravedad del caso.

Y el bebé y algo más…

Te dejamos un invitación a las paginas donde podrás evaluar las opciones de artículos para bebés que serán de gran utilidad, así como los necesarios para acondicionarles el hogar

Mayra Rengifo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *