Madre primeriza con depresión posparto

¿Sabes a qué se debe la depresión posparto?

Poco se habla de la depresión en una sociedad en la que nos han enseñado a que lo normal es ser feliz y estar alegres. Y mucho menos de la depresión posparto, entendiendo, además, que no es posible que una mujer que acaba de traer un bebé al mundo, pueda estar triste.

Gracias a muchos movimientos, a especialistas, coachs y mentores sobre cómo llevar una vida más equilibrada, se nos han permitido ir viendo con mayor flexibilidad la vida y sus matices. No siempre estaremos alegres, la tristeza también es valida y por ende llegar a deprimirse no es un crimen. Es algo normal de lo que hay que hablar abiertamente para poder enfrentar y sanar.

¿Qué es la depresión?

“La depresión es un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración”.

¿A qué se refieren con depresión posparto?

Es una depresión temporal, relacionada con el embarazo y el parto. Generalmente y después del parto, se asocia a la disminución acelerada de los niveles de hormonas (estrógeno y progesterona).

También es llamada tristeza posparto y baby blues, aunque esta se refiere más a un trastorno leve que altera el estado de ánimo, dando paso a sentimientos de preocupación, infelicidad y cansancio.

Causas de la depresión posparto

  • Cambios hormonales

Muchos especialistas apuntan a que se debe a los cambios hormonales. Esto como principal causa de los cambios de humor, aparición de la tristeza y desánimo en la madre.

Esta teoría viene fundamentada en que, desde el embarazo, se da una importante producción de progesterona y el estrógeno. Y luego del parto, esta producción baja considerablemente en poco tiempo. Así como también se disminuye la producción del cortisol, endorfinas, prolactina y la hormona liberadora de corticotropina.

  • Embarazo no planificado o deseado, otra posible causa de depresión posparto

Cuando esta nueva realidad nos toma por sorpresa y empieza un gran cuestionamiento sobre si tener al bebé o no. Lo que condicionaría el estado emocional de la madre durante el embarazo, situación de inconformidad que podría convertirse en una depresión posparto.

  • Que la madre tenga antecedentes de depresión

Si la madre ha padecido de depresión, cuadros de ansiedad frecuente o llegó a tener alteraciones psicológicas como trastornos bipolares.

Mujer con trastorno de bipolaridad y depresión posparto

  • Embarazo precoz

Se asocia principalmente a la misma inmadurez emocional y hasta mental para enfrentarse a la maternidad a tan temprana edad. El bebé se convierte un experimento difícil de entender y atender.

  •  Madre sola

Una madre que se enfrenta sola al reto de la maternidad, está mucho más vulnerable y sensible ante su nueva realidad. Una madre necesita al menos el apoyo de sus seres queridos, en especial del padre del bebé.

  • Madre que haya vivido una situación negativa o grave durante el embarazo o parto

Las situaciones que someten a la madre a importantes presiones emocionales como, por ejemplo, la perdida de un ser querido, el diagnostico de alguna enfermedad grave para ella o el bebé, la noticia sobre alguna anomalía o condición del bebé al nacer. Son estas varias de las situaciones que pudieran ocasionar una depresión posparto en la madre.

Por otro lado, se asocia a las presiones que conlleva la misma responsabilidad de tener un bebé, como, por ejemplo:

  • La inseguridad, puede ocasionar depresión posparto

Temor a poder cuidar y atender adecuadamente al bebé. Se puede dar una excesiva preocupación por la salud y bienestar del bebé, llegándose a sentir incapaz de hacerse cargo de esta responsabilidad.

  • Cambios en las relaciones sociales y laborales

El centro de atención pasa a ser el bebé, forzando de alguna manera los cambios de hábitos y estilo de vida de la madre. Cambios por los que no necesariamente se esta preparada para transitar.

  • Cambios físicos

Durante el embarazo nos cambia significativamente el cuerpo, tanto que resulta difícil recuperar la figura en el menor tiempo posible luego del parto. Esto, sumado a las alteraciones hormonales, puede terminar en baja autoestima. El aspecto físico y visto más desde lo estético, preocupa mucho y genera ansiedad poder lograr verse bien luego del parto.

Mujer mostrando su figura en posparto

  • Agotamiento

Has podido quedar muy cansada del parto, y además el bebé estará demandado atención y tiempo, lo que te agotará física y mentalmente. Existirá una exigencia mayor y por ende desgate de energía, que amerita buenas dosis de descanso.

  • Poco tiempo libre

Toda persona, necesita su espacio y tiempo para disfrutarlo como quiera, es parte de la receta para llevar una vida saludable. En el caso de las madres, se dificulta un poco y hasta que la experiencia nos vaya formando, nos veremos limitadas de tiempo para invertir en nosotras mismas.

Melancolía posparto y depresión posparto, ¿se trata de lo mismo?

Pueden llegar a confundirse, pero se diferencian principalmente en los síntomas y tiempo de duración en la madre.

Melancolía posparto

  • Duración

Pocos días a un máximo de dos semanas, luego del nacimiento del bebé.

  • Síntomas de la melancolía posparto

    • Ansiedad
    • Irritabilidad
    • Tristeza
    • Llanto
    • Insomnio
    • Falta de concentración
    • Cambios de humor
    • Pérdida del apetito

Depresión posparto

  • Duración

Generalmente se desarrolla en los primeros días luego del parto, sin embargo, puede haber iniciado en el embarazo. Aunque puede variar de una madre a otra, se estima que puede llegar a durar meses y hasta un año aproximadamente. Su duración va a depender también de la atención temprana o no con un especialista.

  • Síntomas de la depresión posparto

    • Episodios de llantos intensos y muy frecuentes
    • Cambios de humor con alteraciones de gravedad
    • Aislamiento de familiares y amigos
    • Desesperanza
    • Desánimo ante actividades que solían disfrutar
    • Miedo constante a cometer errores como madre
    • Dificultad para encargarse del bebé
    • Sentimiento de culpa
    • Ausencia del apetito o consumo de alimentos en exceso
    • Deseos de suicidarse
    • Problemas con el sueño (insomnio o dormir en exceso)
    • Ataques de pánico
    • Dificultad para tomar decisiones
    • Deseos de provocarle daño al bebé o a si misma.

Tratamiento de la depresión posparto

General

  1. Con el apoyo familiar.
  2. Con la misma actitud y deseo de superación del problema.
  3. Dialogar sobre lo que no pasa, con seres queridos y algún profesional.
  4. Solicitar ayuda con el bebé, que le permita a la madre poder descansar y tomarse algo de tiempo para ella.
  5. Crear y disfrutar de ambientes agradables, apóyate en la aromaterapia (usa los aromas de tu preferencia y difusores más convenientes).

Profesional

  1. Acudir a un especialista de la salud que pueda generar el diagnostico y en consecuencia el tratamiento médico más adecuado.
  2. Normalmente la depresión posparto se trata con psicoterapia y medicamentos. En el primer caso, se refiere a la terapia de conversación, donde se hablan de las preocupaciones de la madre. En relación a los medicamentos, los médicos suelen recurrir a los antidepresivos, tomando las consideraciones respectivas si se está amamantando.

Ahora que conoces un poco más acerca del tema, corresponde analizar y además atreverse a conversar libremente del tema. Si algo de esto te ocurre, no te cuestiones, es normal y lo mejor es que puedes superarlo.

Mayra Rengifo

1 comentario en “¿Sabes a qué se debe la depresión posparto?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *